La tendencia actual es orientar la búsqueda de la belleza y del bienestar hacia métodos menos agresivos que los quirúrgicos. Estas técnicas permiten alcanzar la regeneración natural de la piel y mejorar nuestro aspecto sin los riesgos ni los costos de las intervenciones. La primavera es la temporada ideal para comenzar a ponernos lindas, éstas son algunas ideas.

 

Accent XL Skin Tightening

Además de ser lo último en tratamiento para la celulitis, es una de las técnicas más efectivas porque trata a la grasa y a la piel al mismo tiempo y en pocas sesiones se pueden ver los efectos. Es un sistema que, al trabajar con un cabezal unipolar y con otro cabezal bipolar, permite tratar distintos tipos de piel de naranja, la laxitud facial y de otras áreas corporales en simultáneo.

 

¿Cómo funciona? El procedimiento actúa sobre las fibras de colágeno existentes y las fortalece. Además, produce colágeno para crear un efecto de contracción de la piel, disminuye la flacidez y la celulitis en un solo paso.

 

 

 

¿Cuántas sesiones se necesitan? En general se recomiendan entre cuatro y seis sesiones para los tratamientos faciales y entre seis y ocho sesiones para tratamientos corporales. Lo ideal es que se efectúen cada dos semanas.

 

¿Qué efectos tiene en el rostro? El tratamiento logra la contracción de la piel, define el ovalo del rostro, levanta los pómulos y las cejas. Además, reduce la papada y remodela el contorno de los ojos. El efecto final es la de una piel más joven, tensa y firme.

 

¿Qué efectos logra en el cuerpo? En primer lugar, mejora de manera inmediata la apariencia de la piel. A esto hay que agregarle que, de manera indolora y no invasiva, mejora la flacidez y la celulitis en un solo paso. Es ideal para combatirlas en diferentes zonas: brazos, abdomen, flancos, glúteos y piernas.

 

 

CarboxiDerm

Es una de las mejores terapias para combatir la flacidez y el envejecimiento corporal y facial. Este tratamiento logra tensar la piel y recuperar su elasticidad natural, reafirma los tejidos faciales y estimula el colágeno propio de la piel.

 

Es un método no quirúrgico que consiste en el uso terapéutico del gas anhídrino de Carbono (CO2) por vía subcutánea, no requiere el uso de anestésicos ni de ninguna preparación especial.

 

 

 

¿Como actúa? Es una técnica que trabaja en la zona afectada y se elimina muy rápidamente. El CO2 se difunde fácilmente hacia los tejidos adyacentes para ejercer su función. Al introducirse bajo la piel se completa con un movimiento de masaje manual que lo ayuda a distribuirse y a hacerlo circular.

 

Los primeros resultados se observan de inmediato: la calidad del tejido mejora y la piel se vuelve más lisa. El CO2 puede ser usado en cualquier parte del cuerpo con buenos resultados y sin efectos colaterales. El tratamiento no prohíbe la exposición solar y se puede realizar en cualquier momento del año.

 

Body Tight

Este tratamiento mejora la apariencia de la celulitis y modela la figura corporal. Consiste en la combinación de la carboxiterapia con Accent XL. La carboxiterapia logra mejorar la circulación, elimina las toxinas de nuestro cuerpo, nos ayuda a sentir nuestras piernas más livianas y con menos cantidad de grasa acumulada. Por otro lado, el Accent XL mejora la apariencia de la piel con celulitis y la flacidez. Estos dos tratamientos combinados logran resultados muy efectivos y sin ningún tipo de dolor.

 

 

 

¿Cuántas sesiones se necesitan? Se recomiendan entre cuatro y seis de a cuerdo a la piel de cada paciente. Las sesiones se pueden realizar una vez por semana o cada 15 días y tienen una duración de una hora y media aproximadamente. Los primeros resultados se observan de inmediato ya que la calidad del tejido mejora y la piel se vuelve más lisa, reafirma los tejidos faciales y estimula el colágeno propio de la piel.

 

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un método avanzado para mejorar la flacidez de la piel, sin intervenciones quirúrgicas ni períodos de recuperación. Es un tratamiento no invasivo que logra excelentes resultados para mejorar la piel del rostro y también las zonas corporales.

 

Las personas indicadas para este tipo de tratamiento son las que quieren seguir manteniendo un aspecto joven. La gran ventaja de la radiofrecuencia es que se puede volver a la vida social inmediatamente luego de la sesión.

 

 

 

Los efectos se ven de forma gradual y progresiva. Se aconsejan cuatro sesiones para un mejor resultado. Cada sesión se realiza cada 20 días aproximadamente y, una vez finalizado el tratamiento, se recomienda repetirlo pasado unos meses.

 

Fuente\ clarin.com