Ya se ha hablado mucho sobre los diversos cambios emprendidos por Facebook con tal de dar prioridad contenido personal con el objetivo de estimular la conversación e interacción en su afán, según la propia compañía, de regresar a sus orígenes de ser una res social (entre personas).

Lo cierto es que el principal motivo de tantos ajustes se da por dos factores: la red social co-fundad por Mark Zuckerberg no pasa por su mejor momento, dado que su credibilidad se vio afectada por la proliferación de fake news.

A esto se suma que los adolescentes ya no tienen tanto interés, de hecho recientemente se dio a conocer un reporte de eMarketer que revela que Facebook perdió aproximadamente 2,8 millones de usuarios estadounidenses menores de 25 años en 2017, y perderá alrededor de 2,1 millones más este año.

Esto se constata con nuevos datos arrojados por una reciente investigación dada a conocer por Pew Research Center sobre las hábitos de uso de redes sociales por parte de jóvenes estadounidenses.

Entre los resultados se observan varios datos que resultan interesantes. Si bien, YouTube y Facebook son las plataformas más usadas entre los adultos jóvenes (73 y 68 por ciento, respectivamente), crece la preferencia por aplicaciones como Snapchat e Instagram.

De acuerdo con la encuesta a más de 2 mil personas mayores de 18 años, alrededor el 78 por ciento de las personas entre 18 y 24 años usan Snapchat, de los cuales, 7 de cada 10 visitan la plataforma varias veces al día.

Supera incluso a Instagram que es referida por el 71 por ciento de los estadounidenses, siendo muy interesante este dato, dado que la app de imágenes y videos es una de las que más ha crecido los últimos años.

Al conocer este tipo de números, es entendible la obsesión de Facebook por recuperar la atención de los usuarios, especialmente de los más jóvenes. Si bien, de acuerdo con Pew Research, del 68 por ciento de los estadounidenses que usan esta red social, el 74 por ciento visita el sitio a diario y el 51 por ciento dice que ingresan varias veces al día, esto no se refleja en todos los usuarios.

Sin embargo, está comprobado que la experiencia de usuario que ofrecen Snapchat e Instagram gana más empatía entre young millennials y generación Z. Por ello busca la forma de motivar la interacción y ofrecer funciones que se asemejen a estas apps.

Aún no sabemos si esto le funcionará a Facebook, estamos lejos (aún) de verla perder terreno de manera significativa, de hecho, los analistas anticipan que aunque le costará trabajo crecer, lo seguirá haciendo.

Fuente\ fucsia.co