Levi’s España ha cerrado su último ejercicio, en noviembre de 2017, con una cifra de 35,67 millones de euros, creciendo un 20%. Según los datos del Registro Mercantil, el 96,8% de la facturación se encuentra en España, mientras que el 3,2% proviene de Portugal.

 

Sin embargo, la partida de otros ingresos de explotación se redujo en un 64% por el menor cobro de “royalties”, un aumento del 14% en su gasto de personal, y del 25% por la contratación de servicios exteriores y contratación de publicidad.

 

Debido a esto, el resultado de explotación de Levi’s España ascendió a 4,4 millones de euros, un 9,3% menos y esto llevó a que los ingresos financieros descendieran hasta el 11,5% del beneficio neto, que ascendió a 3,54 millones de euros. Levi’ España está controlada casi en su totalidad por Levi Strauss Internacional.

 

Levi’s España pagó durante su último ejercicio 1,1 millones de euros por el Impuesto de Sociedades. Esta cifra es menos de la mitad que la del año anterior debido a la caída del resultado de la compañía que esto había provocado una reducción de su tipo impositivo del 28% al 25%.

 

La filial tiene abierta una inspección fiscal en España por los impuestos de sociedades entre 2013 y 2017, y los de IVA, IRPF y rendimientos de capitales entre 2014 y 2017. A pesar de ello, la compañía no cree que esta situación acabe afectando a sus cuentas.

 

Fuente\ merca20.com