La inteligencia artificial, o IA, puede resultar un tanto intimidante. Si bien muchas empresas contemplan la IA como un componente esencial para resultar competitivo en el mercado de hoy en día, en términos generales se desconoce qué es exactamente la IA y qué capacidades ofrece. No obstante, lo que la gente no tiene en cuenta es que cada vez que activan Siri en sus teléfonos en realidad están interactuando con IA.

 

La expresión “inteligencia artificial” puede suscitar el recuerdo de distintas imágenes para determinadas personas, desde el temible Skynet de Terminator hasta los bots de Messenger de cobertura de Facebook. Mientras que la primera imagen obviamente resulta algo exagerada, dicha percepción de la IA hace que muchos dueños de empresas huyan de este campo que avanza rápidamente.

 

Guste o no, la Inteligencia Artificial ha llegado para quedarse. La tecnología tiene un potencial tremendo para aumentar productividad y eficiencia, tanto en lo que respecta a pequeños negocios como a corporaciones multinacionales.

 

Cabe pensar en esta tecnología como si fuera un gurú de la productividad que puede ayudarle a conocer y será de utilidad para su empresa. Revisamos aquí cinco vías mediante las cuales la Inteligencia Artificial puede ayudar a su empresa a realizar esta tarea.

 

1 Deje que la IA gestione su agenda
Muchas personas se quejan de la cantidad de tiempo que invierten en reuniones, pero otra cosa que también suele suscitar quejas es la cantidad de tiempo que supone programar dichas reuniones. La IA no solo puede encontrar el tiempo libre en su calendario, sino que también puede gestionar la programación y avisar a los asistentes, liberando tiempo y vaciando su carpeta de entrada de correo electrónico.

 

El sistema de IA x.ai, también conocido como Amy, está realizando este servicio para un número cada vez mayor de atareados ejecutivos. Pete Polgar, Director de Marketing de Clikz Digital, solía considerar la IA como algo “terrorífico”, pero desde que utiliza Amy para gestionar su agenda ha cambiado totalmente de opinión.

 

2 Utilice la IA para hacer más con menos gente
Otra forma para potenciar la productividad mediante Inteligencia Artificial es externalizar tareas repetitivas o que consuman mucho tiempo, de tal manera que los ordenadores se encarguen de resolverlas. Esta delegación de tareas permite liberar tiempo para otros proyectos, lo que posibilita que equipos más pequeños trabajen de forma más eficiente y lleven a cabo el trabajo de un grupo mucho más numeroso de personas.

 

3 Permita que la IA colabore con personas reales para potenciar la eficiencia y la productividad
La IA puede emplearse para acelerar la introducción y la clasificación de los datos, así como para agilizar los flujos de trabajo. La empresa de contabilidad botkeeper ha ido tan lejos que ha basado todo su modelo de negocio en la potencia de la IA, que permite aumentar la productividad en gran medida. Dicha empresa ofrece servicios de contabilidad bajo demanda en todo el país. Lo que ofrece el servicio de botkeeper no resultaría posible sin un uso inteligente de la IA.

“En botkeeper, toda nuestra actividad comercial y nuestro modelo de negocio se basan en la IA”, afirma Enrico Palmerino, portavoz de botkeeper.

“Nuestra empresa proporciona servicios de contabilidad a pequeñas-medianas empresas que son más precisos, funcionan 24/7 y cuestan la mitad… todo ello gracias a la IA. Potenciando el trabajo de nuestros contables mediante el uso de la IA, hemos comprobado que podemos aumentar en gran medida nuestra carga de trabajo y podemos resolver dichas tareas de manera más rápida, en menos tiempo y con un nivel de precisión superior”.

 

4 Deje que la IA se ocupe de gestionar problemas simples relacionados con el servicio al cliente
La IA puede utilizarse para gestionar tareas simples o con un índice de prioridad bajo, lo que permite que los empleados se centren en los “peces gordos”. Emirates NBD, un banco de Oriente Medio, utiliza asistentes virtuales para gestionar consultas de servicio al cliente de carácter básico. Se probó el programa con un selecto grupo de clientes y los resultados han sido muy positivos.

El sistema utiliza chatbots con capacidades de lenguaje natural para gestionar las peticiones del cliente de forma directa o bien, si resulta necesario, encaminar al cliente para que reciba el servicio de un operador humano. Este sistema hace que no resulte necesario que los operadores gestionen tareas de carácter menor que forman parte de la mayor parte de las consultas, pudiendo acelerar el proceso para los clientes.

 

5 Utilice la IA para optimizar el uso de la energía y ahorrar dinero
Las capacidades de aprendizaje de la IA pueden aprovecharse de varias maneras. Google ha adoptado un enfoque creativo utilizando su IA DeepMind para optimizar el uso de la energía en sus centros de datos. Cuando menos, los resultados son asombrosos: la empresa ha podido reducir el uso de energía a nivel global en sus centros de datos en un 15 por ciento, lo que se espera que se traduzca en un ahorro de cientos de millones de dólares.

 

Fuente\  emprendedores.es.