Facebook no está teniendo uno de sus mejores años. Los escándalos informativos que se acabaron convirtiendo en escándalos políticos han creado un clima de tensión para la red social y para sus gestores, que han tenido que sobrevivir a una avalancha de problemas.

Los datos de los estudios no ayudan a ver el futuro de Facebook de un modo positivo. El último análisis que se ha centrado en cómo los consumidores se relacionan con la red social llega de Estados Unidos, donde el Pew Research Center ha estudiado cómo los consumidores han cambiado sus hábitos en relación a Facebook en los últimos tiempos. Facebook está perdiendo en móvil y está siendo visto de un modo mucho más crítico por sus usuarios en los últimos tiempos.

Según las conclusiones del Pew, uno de cuatro ciudadanos (un 26% de la población) ha borrado la app móvil de Facebook en sus smartphones en el último año. La conclusión a la que llega el estudio es que la razón que ha llevado a los consumidores a borrar la aplicación de sus terminales es una creciente preocupación por la privacidad.

Los escándalos protagonizados por Facebook en los últimos tiempos, como el de Cambridge Analytica, ha generado un estado de opinión no muy positivo para la red social. No solo los consumidores han borrado en un porcentaje bastante llamativo la aplicación móvil, sino que además han empezado también a preocuparse más por el tema. Un 54% reconoce que ha ajustado su configuración de privacidad.
Un 9% ha incluso descargado todos los datos que Facebook tiene sobre ellos.

¿Es solo un problema de privacidad o es un fin de ciclo?
Pero la cuestión es posiblemente mucho más completa y mucho más compleja que el tener en cuenta solo la privacidad en este movimiento de espantada de la red social reina del mercado (y que por números totales de usuarios ahí sigue).

Los datos de los últimos tiempos apuntan también a un cierto agotamiento. El hecho de que Facebook haya cambiado los algoritmos para potenciar contenidos de amigos y familiares ha llevado a que algunos consumidores hayan empezado a ver mucha información que no les interesa tanto y poca de las páginas a las que siguen (y que a veces valoran más que lo que algunos de sus amigos publican).

Facebook ya ha protagonizado caídas de tiempos de uso y ha empezado a dar señales de efecto fatiga. A lo largo de este año, Facebook ha perdido a los adolescentes, ha desaparecido del top tres de páginas más visitadas y ha visto cómo sus usuarios compartían menos cosas. Un 47% de los usuarios reconocía que compartía menos contenidos. Y, si se gestiona una página en la red social, no es difícil concluir que cada vez es más complicado lograr el me gusta o conseguir que una actualización tenga un amplio alcance o engagement.

No publicas en Facebook, pero sí en Instagram
Y, volviendo a los datos del Pew, el 42% de los encuestados reconoce que se ha tomado vacaciones de la red social. Durante al menos varias semanas (o más) esos encuestados se tomaron un descanso de ver qué se estaba publicando en Facebook.

 

Fuente\  puromarketing.com