Santorini – Grecia, es un destino ideal para los amantes de las islas, ya que es una isla muy particular, con su forma de medialuna, con esa gran bahía y los islotes en medio. Es muy fácil de recorrer y tiene unas playas muy bonitas, sitios arqueológicos, museos, ciudades con sus bellas casas blancas de techos azules. Hay pues cientos de cosas que pueden ver en esta isla de ensueño durante sus vacaciones.

 

Fira: casas blancas y techos azules

En primer lugar, visitar las ciudades y poblaciones más conocidas de la isla. La capital, Fira, es de una gran belleza, ya que se encuentra asentada en el borde de un acantilado, a una altura de 260 metros, por lo que ofrece unas vistas espectaculares del mar, así como del volcán sumergido. Además, Fira es un típico pueblo de las islas Cícladas, con esas encantadoras casas blancas con puertas, y ventanas azules, e iglesias con cúpulas redondas también azules -símbolo de Santorini-. Es un placer pasear por las callejuelas empedradas o sentarse en cualquier terraza bañada por el sol, desde la que se puede ver una bella panorámica del volcán y, por supuesto, unas impresionantes puestas de sol.

 

Fira: compras y animación nocturna

En Fira hay mucho que hacer. En temporada alta, se puede elegir una opción más animada y turística, y recorrer las calles llenas de tiendas, joyerías… Las compras más tradicionales se centran en productos artesanales: cerámica, joyería y telas. Y después ir a cenar algo a los bares, restaurantes y clubes nocturnos, o darse una vuelta por el puerto. Si no, dirigirse a parajes más silenciosos donde pueden relajarse y visitar de las magníficas panorámicas de la isla y del mar.

 

 

Una vuelta en burro
Otra actividad que se encuentra dentro del típico circuito turístico y que no es del agrado de todos, es llegar a Fira en burro o mula, subiendo los numerosos escalones que hay desde el puerto. Es toda una aventura, puesto que la pendiente es enorme. Hay gente que está en contra porque piensan que se abusa de los animales. Otros prefieren llegar a la capital simplemente a pie y disfrutar de las bellas vistas.

 

Sitios arqueológicos, monumentos y museos

En Santorini, vale la pena ocupar parte del tiempo en ver los magníficos sitios arqueológicos, que se dispersan entre los pueblos de Arhea Thira, Profitis Elias, Pyrgos, Thermi y Vlihada. Destaca el yacimiento de Akrotiri, de época Minoica. Y, si quieren completar sus conocimientos sobre la isla, visitar los numerosos museos que hay sobre todo en Fira, como el Museo de Prehistoria, el de Megaron Gyzi, el Museo Arqueológico, el Museo Prehistórico, el Centro Cultural Bellonio, el Museo del Vino o el Museo Marítimo -que se encuentra en Oia- entre otros muchos. Y, por supuesto, descubran los bellos monumentos, entre los que destacan los centenares de iglesias ortodoxas y católicas, y las famosas iglesias bizantinas de techos azules.

Fuente\ islasantorini.es