Para nadie es un secreto que Amazon se ubica como líder indiscutible en el terreno del e-commerce; sin embargo, se trata de un terreno con grandes oportunidades de acceso en el que casi cualquier empresa puede competir y de la noche a la mañana convertirse en el nuevo dictador de tendencias. Instagram lo sabe y ahora podría convertirse en el gran rival de la compañía de Jeff Bezos.

 
 
 
En términos generales, el comercio electrónico es una tendencia que, aunque no es nueva, sí sorprende con el potencial de crecimiento que registra año con año.
 
 
 
Según un estudio de Statista el país con mayor monto de transacciones de comercio digital es Estados Unidos. Se estima que este año la suma sea de 660 mil millones de dólares. Le sigue China con 647 mil millones. En México las transacciones alcanzarán 30 millones de dólares en 2017. La investigación arroja que mil 724 millones de personas compra a través de plataformas digitales. Se estima que para 2021 la cifra aumente a 2 mil 402 millones. Esto le ha permitido a Amazon consolidar su principal vía de negocios en un mayor número de mercados y con mayor fuerza.
 
 
 
De esta manera, no resulta raro que Amazon, durante el primer trimestre de 2018 y, los números sorprendieron incluso a los inversionistas pues reportó ventas totales por 51 mil 042 millones de dólares, un abrumador 43 por ciento más que el año previo.
 
 
Lo relevante no es sólo el crecimiento de las ventas, sino que la compañía se ha vuelto más eficiente y rentable, pues los beneficios netos entre enero y marzo de este año fueron de mil 629 millones de dólares, un 75 por ciento por encima de lo reportado durante le mismo periodo pero de 2017.

 

 

 

 

No obstante, no podemos perder de vista que una de las aristas que promete ser la gran impulsora de la industria del comercio electrónico: el social commerce.

Estimaciones publicadas por Statista indican que hasta 2020 se invertirán más de 50 mil millones de dólares anuales en social commerce, lo que tiene sentido si se considera que uno de cada tres consumidores asegura haber adquirido algún producto o servicio tras conocerlo a través de una publicación en redes sociales.

La filtración de una supuesta herramienta de pago nativa en Instagram, podría ser el impulso que el social e-commerce estuvo esperando para convertirse en un verdadero puente entre los intereses de las marcas y las necesidades de los consumidores.

El día de ayer, la red social propiedad de Facebook, lanzó una nueva función de pago nativa que permite a algunos de los usuarios registrar una tarjeta de débito o crédito como parte de su perfil, configurar un pin de seguridad y realizar pagos o comparar productos sin salir de la plataforma.

Si esta herramienta se convirtiera en una realidad, Instagram podría ser el próximo gran rival de Amazon.

Instagram ¿nuevo rival para Amazon?
En el mundo digital, tanto Amazon como Instagram son marcas que suenan como referentes; si bien cada una opera desde terreno aparentemente distintos, la realidad es que el nivel de relevancia es similar, hecho que ahora que sus caminos podrían cruzarse dibujaría un campo de competencia interesante, en donde Instagram podría tener grandes oportunidades.

Alcance
Actualmente Instagram cuenta con más de 800 millones de usuarios activos mensuales, con un promedio 206 minutos al mes en la plataforma, según datos de Verto Analytics, mientras que según la propia compañía Amazon Prime cuenta con una base de usuarios de 100 millones de usuarios en todo el mundo. Aunque estas cifras no se pueden comparar entre si, resulta interesante tenerlas en mente cuando consideramos que el gigante de e-commerce registra 69.8 millones de visitas al mes, de acuerdo con Cuponation.es.

Esto podría dar cierta igual de condiciones en termino de alcance; sin embargo, e cierto que dentro de Instagram muchas de las funciones son gratuitas tanto para los usuarios como para los comerciantes, lo que puede ser un plus al momento de elegir.

Maras de nicho y diversas
Una de las grandes ventajas de la red social es su capacidad para reunir a una gran cantidad de marcas y mostrarlas por elección propia del usuario en segmentos de nicho. Es decir, las firmas están ciertas que aquellos seguidores a los que llegan tienen interés en su marca, lo que podría ser un poder driver de compra si se sabe gestionar correctamente.

 

 

 

 

Influencers, los nuevos vendedores
Cifras entregadas por Influencer MarketingHub indican que dentro de esta plataforma,  las inversiones en marketing de influencia durante 2016 alcanzaron los 700 millones dólares; sin embargo, para 2017 se prevé que la cifra llegue a los mil 200 millones y durante 2018 alcance los mil 700 millones.
Esto se debe a que los anunciantes encuentran en estas personas influyentes un gran apoyo para impulsar sus ventas. Se prevé que los influencers pueden incrementar ventas hasta en 74 por ciento.Aunque Amazon ha hecho esfuerzos para capitalizar el interés por el influencer marketing, Instagram le lleva mucha ventaja en dicho terreno.Fuente\  merca20.com