La carrera por liderar el mercado de los teléfonos móviles está cada vez más ajustada con la llegada de grandes competidores chinos como Xiaomi u Oppo, pero aún así en los primeros puestos siempre nos encontramos con viejos conocidos.

 

Dos de ellos, Apple y Huawei, llevan tiempo enfrentados en el podio por el segundo puesto y, aunque la empresa de la manzana ha sido líder indiscutible en los últimos años, los chinos le pisan los talones; tanto, que según el último informe de Gartner, le han arrebatado el segundo puesto de mayor fabricante de teléfonos móviles.

 

El primer puesto lo sigue teniendo Samsung, ahora seguido de Huawei, que ha aumentado de manera considerable su cuota de mercado entre 2017 y 2018, pasando de un 9.8 por ciento a un 13.3 por ciento, con un crecimiento anual en las ventas de alrededor de 4 millones de unidades.

 

Desde Gartner aseguran que la expansión de su marca Honor ha tenido mucho que ver en este crecimiento: “Su inversión en canales, desarrollo de marca y posicionamiento de los dispositivos Honor ha ayudado a impulsar las ventas. Huawei está vendiendo sus celulares Honor en 70 mercados en todo el mundo, emergiendo así como el principal impulsor de crecimiento de Huawei”.

 

Según los cálculos reportados por Gartner, durante los meses de abril, mayo y junio se vendieron en el mundo más de 374 millones de celulares, lo que representa 2 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

 

Del total, 72.3 millones corresponden a Samsung, 49.8 millones a Huawei y 44.7 millones de Apple. El top 5 mundial se cierra con Xiaomi y sus 32.8 millones, y OPPO con 28.5 millones.

 

Fuente\  cnet.com