Está clarísimo que el futuro está en el láser o en el IPL. La tecnología que se usa hasta ahora se irá mejorando a pasos agigantados para olvidarnos, del todo, de la aparición de vello en nuestra piel manteniendo la piel mucho más suave y saludable. Y, hablando de piel, ¿sabes que se están creando una especie de “espejos termómetro”? Serán espejos que, al reflejarte, un sensor podrá decirte qué le pasa a tu piel, que zona de tu cuerpo no está sana y qué tratamientos serán los más adecuados.
Adiós a las arrugas en el futuro
Y lo mejor, podremos aplicarnos estos tratamientos en casa. De hecho, será tan simple como quitarse el maquillaje, ¿a qué es genial? Se están desarrollando parches antiedad con gel de ácido hialurónico. Estos parches actuarán directamente en la piel haciendo desaparecer las arrugas casi instantáneamente.
¿Desaparecerán las canas?
Actualmente, ya usamos los tintes para disimular las canas cuando empiezan a asomarse. Sin duda, es un método eficaz, pero tenemos que estar pendientes de la raíz para volver a aplicarnos el tinte o bien tener fijos unos días en la peluquería para nuestro tratamiento. Para el futuro, se espera tener disponibles píldoras que ayudarán a evitar la pigmentación grisácea de nuestro pelo, y aparatos de secado y planchado con aditamentos que reduzcan las canas.
El futuro contra los rayos UVA del Sol
Ya no tendrás que preocuparte de que se te haya olvidado aplicar la crema de protección solar. En el futuro, tendremos a nuestra disposición una píldora que servirá, en sí misma, de protección contra los potentes rayos ultravioleta del Sol. La gran ventaja de este sistema con la protección solar que tenemos actualmente es que, además de servir como protector solar, contaremos con todas las vitaminas y nutrientes que nos proporcionan los rayos del Sol.