El gobierno venezolano ordenó a las entidades bancarias establecer el Petro, la criptomoneda lanzada por el presidente Nicolás Maduro en febrero de este año, como unidad de cuenta.

A través de una resolución emitida por la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (SUDEBAN), de ahora en adelante, todas las entidades bancarias deberán reflejar la información financiera en Bolívares soberanos y Petros, independientemente de su medio de publicación.

 

“[…]Realizar las adecuaciones correspondientes en la plataforma tecnológica que soporta la página web de la Institución (bancaria), al efecto de mostrar […], como información adicional, todas las operaciones, transacciones y/o movimientos en la unidad de cuenta ‘PETRO’, así como, se presenta en Bolívares (Bs.S)”. Reza la primera medida de la mencionada resolución.

 

Adicionalmente, los servicios de telefonía móvil ofrecidos por cada uno de los distintos bancos del país, deberán ser adaptados de forma que también reflejen dicha unidad de cuenta. Lo mismo aplica con los medios impresos.

La resolución exhorta también a llevar a cabo campañas comunicacionales que permitan aclarar los efectos de esta nueva decisión gubernamental, a los fines de evitar confusiones en los clientes.

 

Medidas económicas
Esta orden, entra en consonancia con las medidas económicas impuestas por el controvertido mandatario el pasado 20 de agosto, con la intención de recuperar al país de una hiperinflación proyectada por el FMI en 1.000.000%, y que mantiene a la nación en una crisis permanente.

 

Entre las medidas, se decretó la eliminación de cinco ceros al Bolívar, con el objeto de facilitar los cálculos matemáticos y el manejo de billetes. Adicionalmente, se aumentó la cuantía de la remuneración mínima a 1.800 BsS, la cual contempla también un anclaje a la petromoneda, al que el gobierno le ha puesto un valor basado en el precio del barril de petróleo, es decir, alrededor de 60 dólares.

 

Aún existe mucha desinformación entre los ciudadanos con respecto a esta tecnología, de la que además el gobierno no ha dado mayor explicación tras el lanzamiento de la oferta inicial de monedas (ICO) hace ya cinco meses, además de que el Petro es considerado por diversos expertos como una estafa, y que ni siquiera es admitida en las principales casas de cambio del mundo.

 

Pese a toda la controversia, el presidente venezolano no ha dejado de promover la moneda virtual como una solución a la situación económica y como una oportunidad para sustentar una nueva moneda internacional para el intercambio libre de divisas.

 

Fuente\  crypto-economy.net