Aumenta y tonifica los glúteos con Vitamina C

Las tendencias estéticas cambian a medida que pasa el tiempo. Por ejemplo, hoy en día las mujeres prefieren los glúteos grandes y firmes y por eso es habitual dedicar mucho tiempo a ejercitarlos. Pero muchas y veces y por más esfuerzo, no se consiguen los resultados deseados.

 

Si con ejercicio no se logra aumentar el tamaño de los glúteos, existen otras alternativas para dar volumen a esta área del cuerpo. La gluteoplastia o los implantes de grasa autógena del paciente -lipoinyección- logran excelentes resultados, pero como todas las intervenciones quirúrgicas, implican un proceso postoperatorio cuya duración e intensidad varía de paciente a paciente.

 

Para evitar las molestias derivadas de la cirugía, se han realizado avances en la creación de tratamientos que, aparte de conseguir buenos resultados, son los menos invasivos posible. En el caso de los glúteos, es posible aumentarlos con ayuda de la vitamina C cuyos efectos positivos sobre el cuerpo se conocen desde hace décadas, pero que, sólo hasta hace un par de años se ha empezado a utilizar con mayor frecuencia en los tratamientos de medicina estética.

 

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina C?
Como es sabido, las vitaminas se encuentran dentro del grupo de nutrientes esenciales para el organismo ya que no sólo ayudan a que la salud de una persona esté en su mejor estado, sino que tienen efectos directos sobre la piel y el cabello, mejorando notablemente su apariencia.

 

Entre ellas, la vitamina C es una de las más importantes y su presencia en el organismo tiene un sinnúmero de ventajas como:

Mejorar la visión
Regular la presión sanguínea
Fortalecer el sistema inmunológico
Atenuar la oxidación de las células causadas por los radicales libres
Disminuir los efectos del envejecimiento prematuro de la piel
Estimular la producción de colágeno
Disminuir la flacidez de la piel, la aparición de manchas y estrías
La vitamina C tiene efectos específicos en el área de los glúteos, por ejemplo, reduce la flacidez y mejora el aspecto de la piel, haciendo que esta zona se vea y se sienta más tersa y con mayor volumen. La vitamina C actúa estimulando la acción de los fibroblastos, es decir, las células que tienen como función dar soporte a la piel y con ello logra que se tonifique el tejido cutáneo.

 

¿Cómo aumenta los glúteos la vitamina C?

El proceso para aumentar los glúteos con vitamina C es muy sencillo y seguro. Consiste en inyectar la sustancia directamente en el área a tratar y si bien es un tratamiento indoloro, es posible que se sienta algo de escozor segundos después de la aplicación, pero estas molestias desaparecen rápidamente.

 

La duración de este tratamiento varía en función del cuerpo y las necesidades de cada paciente. Lo más habitual es que se realicen cuatro sesiones a lo largo de dos meses, es decir, una cada 15 días. Antes de iniciar con la aplicación de la vitamina C, se recomienda que el paciente se realice por lo menos tres sesiones de masajes en los glúteos. Esto con el fin de ayudar a la remoción de grasa y también para preparar al músculo para las inyecciones. De esta forma, los resultados serán mucho más notorios.

 

Luego del procedimiento, es necesario que la zona permanezca en reposo por lo menos dos días, con ello, se asegura la absorción adecuada de la vitamina C. En este lapso de tiempo, el paciente puede realizar sus actividades cotidianas pero, debe evitar los ejercicios que hagan trabajar de forma más o menos intensa los glúteos. Después de 48 horas, se puede retomar la rutina de ejercicios habitual.

 

Es posible, en algunos casos, que el paciente presente algo de inflamación en el área donde se han puesto las inyecciones, esta situación es normal y desaparece sin necesidad de cuidados adicionales al cabo de un par de días.

 

¿Quiénes pueden utilizar la vitamina C para aumentar los glúteos?
Este tratamiento se recomienda a personas entre los 36 y 60 años, cuya piel empieza a presentar los efectos de la pérdida de colágeno moderada. Es posible también aplicar la vitamina C en personas fuera de este rango de edad, sobre todo si después de ejercitarse o de utilizar otras técnicas no pueden conseguir los resultados que están buscando.

 

¿Cuándo se ven los resultados?
Los resultados de este tratamiento se notan rápidamente porque la vitamina C es absorbida por el cuerpo en 48 horas. Pero, como se mencionó anteriormente, dependiendo del paciente se puede necesitar varias sesiones para lograr los resultados deseados.

 

Lo más importante en estos casos, es acudir a los profesionales idóneos y también complementar el tratamiento con una alimentación saludable y la práctica de actividad física de forma recurrente. Por esta razón, es inevitable incluir dentro de la rutina habitual de ejercicios, unos orientados específicamente a moldear los glúteos como las sentadillas.

 

De hecho, un pequeño cambio en estas rutinas de ejercicios puede traer consigo grandes beneficios para los glúteos. Por ejemplo, caminar más y no tomar el ascensor ayuda a reforzar esta área del cuerpo. Adicionalmente estos cambios no sólo repercuten en la forma y volumen de las nalgas, sino que sus efectos se notan en todo el organismo.

 

Es posible también ayudar al cuerpo a obtener más vitamina C a través del consumo de alimentos con altas concentraciones como: la piña, la papaya, la coliflor o los arándanos. Estos alimentos no sólo incrementarán las reservas de vitamina C, sino que ayudarán a lograr el objetivo de una alimentación más saludable y equilibrada.

 

La hidratación es también muy importante para que el organismo pueda llevar a cabo todas sus funciones. En el caso de los glúteos, esto ayuda a que se mantengan en mejor estado y por ello se recomienda consumir dos litros de agua diariamente, entre la que contienen los alimentos y la que se bebe directamente.

Es muy recomendable dormir con ropa que no sea ajustada porque su uso dificulta la circulación. Con esto, se afecta el proceso de regeneración de los tejidos y aparece la temida celulitis.

 

¿Se puede complementar el uso de vitamina C con otros tratamientos?
Debido a que el aumento de glúteos con vitamina C no es un tratamiento invasivo, se puede complementar con otros para mejorar el aspecto de la zona. Lo que más se recomienda es que el paciente se haga masajes para eliminar la grasa del área, ya que con esto los efectos de la vitamina C sean más notables y duraderos.

 

También se puede recurrir a la radiofrecuencia o la mesoterapia para mejorar la celulitis y la textura de la piel. Los tratamientos cosméticos suelen dar buenos resultados, siempre y cuando se elijan productos reafirmantes y anticelulíticos de alta calidad.

 

Fuente> clinicasesteticas.com.co