Daisy es parte de un conjunto más amplio de programas ambientales de Apple, que incluye una donación a una organización sin fines de lucro por cada dispositivo usado que se canjee hasta fines de abril.

 

Apple está apostando por un robot “come iPhones” para ayudar a salvar el planeta.

Este jueves, la gigante de electrónica de consumo presentó a “Daisy”, un nuevo robot en la fábrica de Apple en Austin, Texas, que destruye viejos iPhone para facilitar la reutilización y el reciclaje de sus piezas. Daisy reemplaza a Liam, un robot anterior, y utiliza algunas de las partes más antiguas de la máquina.

 

 

Daisy es solo parte de una serie de anuncios de Apple para el Día de la Tierra que se celebrará este domingo. La compañía de Cupertino, California también combinó sus esfuerzos de reciclaje en un nuevo programa llamado “GiveBack”, un sitio donde puedes canjear tu antiguo iPhone por una tarjeta de regalo de Apple Store o bien apuntarte para recibir un nuevo dispositivo.

 

Además, hasta el 30 de abril Apple hará una donación a Conservation International, una organización sin fines de lucro enfocada en formas de proteger el medio ambiente, por cada dispositivo que reciba a través de GiveBack (aquellos de ustedes que intercambien o reciclen su dispositivo aún recibirán crédito de Apple Store por el dispositivo anterior, como de costumbre). Apple no quiso decir cuánto dinero donará por cada dispositivo usado que reciba este mes.

 

Los esfuerzos son parte del impulso de Apple para promover el Día de la Tierra, que se celebra el domingo 22 de abril. La compañía se ha enfocado durante años en hacer que sus productos y sus operaciones sean más amigables con el medio ambiente y desde hace mucho tiempo ha dicho que se enfocaría en la energía renovable. El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, dijo en 2014 que no “tiene en cuenta el maldito retorno de la inversión” cuando se trata de cuestiones como el medio ambiente, la accesibilidad y la seguridad de los trabajadores.

La semana pasada, Apple dijo que todas sus instalaciones, incluidas sus tiendas minoristas, oficinas y centros de datos, ahora funcionan con energía limpia. La compañía también señaló que nueve de sus socios de fabricación se han comprometido a impulsar toda su producción de Apple con energía renovable.

 

El jueves Apple amplió las noticias de la semana pasada, cuando lanzó su informe ambiental completo. La noticia más importante se centró en su actualización previamente anunciada de operar completamente con energía renovable. Pero Apple también detalló su progreso en la conservación de recursos y el uso de materiales más seguros en sus productos y procesos.

 

Como parte de sus esfuerzos para reciclar iPhones viejos, la compañía compartió detalles sobre su nuevo robot de reciclaje, Daisy. El nuevo robot supera las capacidades de su predecesor, operando más rápido y destruyendo un número mucho mayor de modelos de dispositivos.

 

Liam, el viejo robot, fue construido a medida para el iPhone 6 y podía desmontar 1.2 millones de iPhone cada año cuando se lanzó hace dos años. El nuevo robot puede desmontar nueve versiones del iPhone a una velocidad de hasta 200 iPhones por hora (suponiendo que Daisy funcione las 24 horas del día, lo que daría un total de 1.75 millones de iPhones al año). La tecnología mejorada de Daisy también permite que la empresa clasifique los materiales que los recicladores tradicionales no puedan recuperar. Además de tener una máquina en Austin, Apple también instalará un segundo robot Daisy en Europa.

También el jueves, los usuarios de un Apple Watch recibirán notificaciones sobre el Desafío del Día de la Tierra de la compañía, que los alienta a salir y hacer ejercicio durante al menos 30 minutos. Si haces eso, recibirás unos stickers especiales en tu app de mensajes.

Fuente\ cnet.com